RS Pymes

Pymes y empresas locales

¿Porqué cierran las pequeñas empresas?

Iniciar un nuevo negocio es una aventura emocionante que puede acabar dándote seguridad financiera, muchos quebraderos de cabeza o incluso llevarte a la bancarrota.

Sin embargo, como con todo en esta vida, las grandes recompensas conllevan grandes riesgos que pueden resultar en un fracaso financiero. Pero ¿Que es lo que realmente se hace mal?

¿Porqué cierran las pequeñas empresas?

No tener ningún plan de negocio

Saber en que consiste tu negocio y como vas a vender tus productos no es suficiente para mantenerlo en funcionamiento. Es esencial tener un plan de negocios escrito, incluyendo (pero no limitado a) las siguientes:

  • Objetivos a corto y largo plazo
  • Equipo
  • Finanzas
  • Mercado y objetivos
  • Marketing

Tener un plan que describa cada detalle te servirá para orientar tu negocio en el camino correcto.

Razones equivocadas

Si montas tu negocio únicamente con la idea de ser rico, te prometo que va a ser una experiencia frustrante. Antes de hacerlo, piensa primero en tus propios intereses y pasiones. ¿Crees que puede cubrir una necesidad a las personas?

Gestión ineficaz

Los empresarios de pequeñas empresas suelen tener poco o ningún conocimiento del manejo de las múltiples facetas de un negocio, como la gestión financiera, las relaciones con los empleados, la publicidad y otras responsabilidades esenciales.

Antes de montar una empresa, aprende cursos de finanzas, y negocios, para por lo menos tener una idea de donde te vas a meter.

Falta de capital

Muchos emprendedores piensan que van a generar ingresos los primeros meses y cuentan con ese dinero para llevar a cabo la siguiente fase o pagar deudas. Pero contar con un dinero que no se tiene es una irresponsabilidad.

Mala ubicación

No es suficiente montar un negocio en un sitio concurrido o con un alquiler muy bajo. Abrir un restaurante cerca de una escuela puede parecer una buena idea, pero no esperes a muchos clientes si el menú es caro y hay alternativas mucho más baratas alrededor.

Es necesario considerar el mercado objetivamente, así como la competencia directa.

Sin presencia en Internet

En esta era de la información, las personas esperan encontrar todo en Internet. No tener un sitio web o por lo menos una página de redes sociales harán a tu negocio invisible para la gran mayoría de la población mundial.

Puedes contratar a profesionales para crear una página web o hacerlo tu mismo.

Negligencia financiera

El efectivo es el alma de cualquier negocio, y no habrá nada que hacer una vez se agota. Por lo tanto, es imprescindible que los empresarios pequeños tengan liquidez y estrictos registros financieros para que cada céntimo se contabilice debidamente. Saber exactamente cuánto dinero entra y sale de tu negocio guiará correctamente las decisiones que tomes.

Ejecución mediocre

Tener un plan de negocios no valdrá de nada si se aborda a cada objetivo desde la incompetencia. Empleados perezosos, aburridos, con malos modales e inmanejables, no sólo reducirán la productividad, también tendrán un efecto negativo en las relaciones de trabajo ambiente y cliente.

Mal Marketing

Una pequeña empresa necesita expansión para comercializar su marca. Por eso es necesario invertir bastantes recursos en promover los productos a través de los canales adecuados.

El Marketing online es una necesidad hoy en día, pero no se debe ignorar el alcance físico de los métodos tradicionales de marketing como folletos, volantes y tarjetas de visita.